martes, 12 de julio de 2011

Nostalgia de Tiempos Olvidados

Un asiento distinto
una vida distinta,
¿Qué fue, que pasó
que cambió tanto mi vida?

Recuerdo ferviente,
necesaria reflexión,
que guarda mi corazón
donde más profundo, siente

Veo un nombre
una estación
y veo mi fantasma
sentado, lleno de ilusión

Esperando el otro fantasma
del amor olvidado,
del futuro karma
de mi corazón dañado

Verme al espejo
cada cinco minutos
mientras no se sienten
los pasos de los segundos

Que se congelan,
en fantasmas invisibles
que merodean, y viven
en mi mente, invisible.

(:

1 comentario:

Ariel Cruz dijo...

Me he sentido más de alguna vez. Lo entretenido del asunto es eso: la imaginación, uno se imagina todo y baja el tono sepia para ese video en tres dimensiones que se proyecta en nuestras cabezas. Saludos Jonathan!